CLINICA DENTAL SABRIA

ESPECIALIDAD

ORTODONCIA

INFANTIL Y EN ADULTOS

Utilizamos las técnicas más avanzadas

Un tratamiento eficaz tanto en niños, adolescentes o adultos para conseguir una sonrisa más funcional y estética.

La ortodoncia es la especialidad dentro de la odontología que se encarga de diagnosticar, prevenir y tratar las irregularidades dentales y faciales con el fin de conseguir una dentadura saludable y estéticamente en consonancia con la estructura bucal del paciente. Los tratamientos de ortodoncia pueden iniciar tanto en edad infantil como en edad adulta. Antes de iniciar cualquier tratamiento es necesario un estudio de ortodoncia previo, es decir, un examen clínico para evaluar la situación del paciente y determinar el diagnóstico.

El ortodoncista puede recomendar la ortodoncia por diferentes motivos como el apiñamiento dental, la maloclusión, las alteraciones en el desarrollo facial, los dientes separados o la inclusión de algún diente (el canino es el más frecuente). Por tanto, el ortodoncista es un odontólogo con conocimientos especializados para poder corregir la posición de los dientes y guiar el desarrollo de los maxilares.

tipologías

En la Clínica Dental Sabrià somos conscientes de la importancia de tu sonrisa, por eso estamos en formación continuada para aplicar los tratamientos odontológicos más avanzados.

En nuestro centro aplicamos diferentes métodos que favorecen la alineación de los dientes y que a la vez, se adaptan a las necesidades de nuestros pacientes. Pero, lo más importante en el tratamiento ortodóntico, es el diagnóstico preciso en el momento oportuno del crecimiento del niño hasta la edad edulta. Es por ello, que aconsejamos a los pacientes que desde bien pequeños hagan visitas periódicas, de mínimo una vez al año para hacer el seguimiento en el crecimiento y desarrollo de los maxilares y dentales.

ORTODONCIA INFATIL

ORTODONCIA INTERCEPTIVA

La ortodoncia interceptiva o ortodoncia infantil es un tipo de ortodoncia que se aplica con el objetivo de favorecer el crecimiento del hueso maxilar, así como de la mandíbula. Además, corrige las desviaciones, ayuda a compensar malos hábitos, como chuparse el dedo o poner mal la lengua al tragar. También ayuda a mejorar la estética del paciente y se adelanta a los problemas de oclusión y mordida que el niño desarrollará cuando haya finalizado su fase de crecimiento. Es por ello, que el mejor momento para aplicar este tratamiento es entre los 7 y los 11 años aproximadamente.

ORTODONCIA REMOVIBLE

ORTODONCIA FUNCIONAL

Consiste en la colocación de aparatos removibles que favorece el crecimiento y correcto desarrollo del hueso maxilar y la mandíbula, evitando la aparición de posteriores complicaciones o anomalías dentofaciales. Está indicada en la mayoría de los casos en pacientes que están en periodo de crecimiento. Es muy importante hacer revisiones periódicas al dentista desde la infancia para poder detectar y corregir a tiempo problemas de tipo funcional. Si se espera a la edad adulta, el paciente podría necesitar cirugía ortognática maxilofacial para la corrección.

ORTODONCIA FIXE

BRACKETS

Los brackets son un tratamiento muy extendido para corregir la mordida o la oclusión con el fin de alinear y colocar los dientes. Las causas de esta patología puede ser heredada o surgir por una lesión, la pérdida de dientes, entre otros. La mejor manera de saber si necesitas utilizar brackets es visitando a un ortodoncista profesional, que te asesorará en tu caso particular y te propondrá un plan de tratamiento. En la actualidad, hay varios tipos de brackets, pero los más habituales los conoceremos a continuación.

BRACKETS METÀLICOS

Los brackets metálicos se fabrican mediante acero inoxidable y conforman un aparato fijo que da muy buenos resultados. Tradicionalmente, se han relacionado con los niños y adolescentes, ya que eran los pacientes que más se sometían este tipo de tratamientos. Sin embargo, hoy día los brackets metálicos también los llevan personas adultas.

BRACKETS CERÁMICOS

Son una alternativa a los brackets metálicos convencionales más discretos por el color similar a los dientes. Son una buena opción para los pacientes que además del resultado final de su ortodoncia, valoran la apariencia de su sonrisa mientras realizan el tratamiento. 

ORTODONCIA INVISIBLE

INVISALIGN®

La ortodoncia invisible Invisalign® es un tratamiento ortodóncico que ha supuesto un cambio radical en la especialidad de la ortodoncia. Son unos alineadores formados por férulas transparentes removibles, hechos a medida, casi imperceptibles, muy estéticos y permiten una excelente higiene oral. Es importante que el paciente tenga en cuenta que aunque Invisalign® es un tratamiento de ortodoncia removible y en momentos muy concretos se pueden sacar, el paciente debe ser consciente de que tiene que llevar puestos los alineadores un mínimo de 22 horas al día sólo extrayéndolos para comer, beber o lavarse los dientes, por lo tanto, requieren una excelente colaboración del paciente.

Hay que tener en cuenta que este tratamiento tiene una limitación en ciertos tipos de movimientos dentales, ya que son movimientos más cortos y el tratamiento se suele alargar más que el tratamiento con brackets convencionales. Antes de comenzar cualquier plan de tratamiento, el ortodoncista valorará junto con el paciente las expectativas y objetivos de su sonrisa. Realizaremos un estudio mediante pruebas diagnósticas para elaborar un plan de tratamiento personalizado. Una vez se inicie el tratamiento, el paciente deberá asistirá al ortodoncista para hacer un seguimiento y asegurar que se consiguen los resultados esperados.

POST-ORTODONCIA

RETENIDORES

Los dientes tienden naturalmente a cambiar de posición. Por eso, después de un tratamiento de ortodoncia se recomienda el uso de retenedores dentales.

Los retenedores dentales tienen como objetivo minimizar los movimientos dentales no deseados y mantener las correcciones obtenidas durante el tratamiento de la ortodoncia. Es muy importante seguir las recomendaciones que nos da el dentista, la fase más crítica es durante los primeros meses y al año siguiente a la finalización del tratamiento de ortodoncia. Hay varios tipos de retenedores dentales, dependiendo de la maloclusión tratada previamente. Sin embargo, el paciente debe llevar a cabo una higiene dental óptima, realizar revisiones con el dentista periódicamente para revisar para asegurar que el buen estado y funcionamiento de los aparatos.

RETENEDORES FIJOS

Son uno de los retenedores más frecuentes, proporcionando una retención permanente y que se puede usar durante años. Este tipo de retenedor nos permite llevar una vida normal. Se colocan detrás de los dientes de manera que no se ven, y no tengamos que estar pendientes de ponerloss y quitarlos y no interfieren a la hora de hablar.

RETENEDORES REMOVIBLES

Los retenedores removibles estan diseñados para que sea más fácil de retirar a la hora de comer, lavarse los dientes o hacer deporte. Pero se deben llevar puestos de forma permanente, especialmente en los primeros meses después de la ortodòncia.